peru

Brasileños investigados en Perú firmaron adendas en obras con sobrecostos por US$470 millones

facebook twitter

En tres periodos de gobierno, el Estado abonó incrementos de presupuesto a obras ejecutadas por Odebrecht por alrededor de US$2 mil millones

Mariana Quilca / Convoca
Óscar Libón / Convoca
Investiga Lava Jato

LIMA. En los últimos tres gobiernos, periodo en el que Odebrecht sostiene haber pagado sobornos en Perú, esta empresa brasileña consiguió que el Estado Peruano le abonara más de 1,600 millones de dólares en total por sobrecostos en los contratos de obras y concesiones que se les adjudicó entre 2001 y 2016, según la base de datos elaborada por Investiga Lava Jato. Este monto solo incluye los proyectos aprobados por el gobierno central, pues si se añaden los de gobiernos regionales y municipales la cifra bordea los 2 mil millones de dólares.

La gestión presidencial de Alejandro Toledo es la que registra el mayor incremento de presupuesto en proyectos otorgados a Odebrecht (más de 1,100 millones de dólares); en orden decreciente, sigue la segunda administración gubernamental de Alan García (más de 490 millones de dólares); y finalmente la presidencia de Ollanta Humala (más de 20 millones de dólares).

Tras la revisión de los documentos de la base de datos, Investiga Lava Jato halló que dos ejecutivos brasileños de Odebrecht que están bajo investigación por el equipo fiscal dedicado al caso Lava Jato en el Perú suscribieron el 17% de las adendas a contratos de 11 obras adjudicadas a la mencionada constructora brasileña —varias de las cuales implicaron modificaciones o incrementos de presupuesto—, durante los últimos tres periodos presidenciales.

Se trata de Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el país, y Rodney Rodríguez de Carvalho, quien fue directivo del Gasoducto Sur Peruano, cuyos nombres y firmas aparecen en al menos 12 adendas, de un total de 71 revisadas por este portal. Cabe precisar que esta empresa de Brasil obtuvo en Perú alrededor de 25 proyectos o concesiones en total, entre 2001 y 2016, por más de 45 mil millones de soles (unos 15 mil millones de dólares).

Imagen

Rodney Rodríguez de Carvalho y Jorge Barata, hombres clave de la firma brasileña en Perú. Foto: Composición.

Barata es investigado por los casos Interoceánica Sur y Gasoducto del Sur, el primero relacionado a presuntos pagos de sobornos por 20 millones de dólares al ex presidente Alejandro Toledo para la adjudicación de esa obra y el segundo, respecto a irregularidades en la licitación que benefició a Odebrecht con un contrato por más de 7 mil 300 millones de dólares, durante la gestión del ex mandatario Ollanta Humala. Este ex ejecutivo brasileño además está incluido en otra pesquisa fiscal por haber recibido dinero en sus cuentas bancarias en el Perú de la offshore Klienfeld Services, utilizada por la citada compañía para lavar dinero y canalizar abonos de coimas en diferentes naciones.

comillas
Las firmas de Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el país, y Rodney Rodríguez de Carvalho, quien fue directivo del Gasoducto Sur Peruano, figuran en al menos 12 adendas, de un total de 71 revisadas por "Investiga Lava Jato".
comillas

En tanto, Rodríguez de Carvalho también se encuentra bajo indagación en el Ministerio Público por el caso del Gasoducto del Sur, cuyo otorgamiento de buena pro en 2014 estaría vinculado a los supuestos aportes por 3 millones de dólares que Marcelo Odebrecht —dueño de la constructora brasileña— dispuso que se entregara para la campaña presidencial de Humala, en los comicios de 2011.

Bajo sospecha

Las adendas suscritas por Jorge Barata están referidas a modificaciones de cláusulas en la Interoceánica Norte —obra adjudicada en 2005 al consorcio integrado por las firmas brasileñas Odebrecht y Andrade Gutiérrez, y la peruana Graña y Montero—y en el Metro de Lima (Línea 1 Tramo I), contrato otorgado al consorcio conformado por Odebrecht y Graña y Montero, en 2009.

Imagen

Las obras Interoceánica Norte y Metro de Lima significaron un sobrecosto al Estado de más de US$ 467 millones. Foto: Composición.

En estas dos obras adjudicadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), una en el gobierno de Alejandro Toledo y la otra en el de Alan García, se registran sobrecostos en total por 467 millones 825 mil 612 dólares (Interoceánica Norte: 373 millones 488 mil 530 dólares; y Metro de Lima 1 tramo I: 94 millones 337 mil 082 dólares).

Por su parte, Rodney Rodríguez de Carvalho suscribió diez adendas en relación al Interceptor Norte —cuya buena pro fue obtenida en 2004 por el consorcio de Odebrecht y la peruana Compañía San Martín— y a la Rehabilitación del sistema de agua y alcantarillado en el Callao, entregada en adjudicación a la consorcio integrado por la misma constructora brasileña y la peruana Upaca, en 2001. Los contratos de ambas obras adjudicadas por Sedapal (Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima) se firmaron durante la gestión presidencial de Toledo.

En el caso de Interceptor Norte, proyecto de saneamiento para Lima y Callao, Rodríguez de Carvalho firmó seis adendas, dos de las cuales tratan sobre incrementos de presupuesto. En esta obra hubo sobrecostos por 716 mil 222 dólares.

comillas
La Contraloría estableció que las irregularidades en obras ejecutadas por Odebrecht, entre 1998 y 2015, ocasionaron al país un presunto perjuicio económico por US$283 millones.
comillas

Y en la Rehabilitación del sistema de agua y desagüe del Callao, en el que el nombre del brasileño figura en cuatro adendas (dos con aumentos de presupuesto), el sobrecosto alcanza 1 millón 369 mil 964 dólares.

Por gobierno

De las 71 adendas a contratos firmados con Odebrecht en 11 proyectos de infraestructura ejecutados en los tres últimos periodos de presidenciales, 34 de estos documentos se suscribieron durante la gestión de Alejandro Toledo (2001 – 2006). De estas,14 fueron por incremento de presupuesto, cuyo monto asciende a 40 millones 389 mil 570 dólares en total.

En el gobierno de Alan García (2006 – 2011) se emitieron 24 adendas, de las cuales 12 aprobaban sumas adicionales al presupuesto de las obras, que llegaron a la cifra de 355 millones 372 mil 395 dólares.

Mientras que en el régimen gubernamental de Ollanta Humala (2011 – 2016) se firmaron 13 adendas. Ocho fueron para autorizar incrementos de presupuesto de los proyectos, por un total de 189 millones 421dólares.

Cabe anotar que auditorías realizadas por la Contraloría General establecieron que las irregularidades en obras ejecutadas por la firma Odebrecht, entre 1998 y 2015, ocasionaron al país un presunto perjuicio económico por 283 millones de dólares.

Según el órgano de control, de manera individual o consorciada, esta empresa brasileña ha participado en total en unos 57 proyectos con el Estado Peruano, desde 1979 hasta 2015.

Consultados para este informe, voceros de Odebrecht Perú respondieron vía correo electrónico que "los adicionales de obra o adendas a los contratos requieren de un análisis exhaustivo por cada caso. (...) Los cambios presupuestales son fundados y reglamentados en la Ley de Contrataciones del Estado y por lo tanto son mecanismos oficiales practicados por el sector de infraestructura".

Y añadieron que la empresa está imposibilitada de hacer comentarios sobre las investigaciones fiscales en las que se encuentra incluida, "en virtud del compromiso de confidencialidad asumido con el Ministerio Público, en el ámbito del acuerdo preliminar firmado el 4 de enero".

(*) Este informe forma parte del proyecto colaborativo “Investiga Lava Jato” en el que participan periodistas y medios de 11 países de América Latina y África.